¡Buenos días a todos!

Como ya sabéis, se acerca San Valentín, un día muy especial para todos aquellos enamorados… ¡Y es por esto por los que os traigo una idea DIY (Do It Yourself/Hazlo tú mismo) para utilizar como decoración y así darle un toque íntimo y especial al ambiente! La idea que os traigo es un corazón hecho a base de cartulina, cartón y papel de seda.

También necesitaremos:

- Tijeras

- Cúter

- Bolígrafo

- Spray Rojo y Dorado

- Pistola de Pegamento / Barras para la pistola de pegamentos

- Cola o Pegamento en barra

- Plantilla de corazón

 

Para el corazón nos podemos descargar de internet un corazón que nos guste y pegarlo directamente al cartón o los que seáis más habilidosos con el dibujo, podéis hacerlo directamente en el cartón.

¿Todo preparado? ¡Comenzamos!

Empezamos cortando nuestra plantilla y pegándola en el cartón. Para esto necesitaremos dos corazones para darle volumen a nuestro DIY. Yo en este caso no lo he pegado, simplemente lo he señalado con el boli, pero podéis hacer cualquiera de las dos opciones.

 

 

Con cuidado de no cortarnos, poco a poco recortamos nuestra plantilla. Con el sobrante de nuestro corazón, podemos hacer un pie de cartón y pegarlo con la pistola de pegamento para que el corazón se mantenga de pie. Si lo que preferís es que cuelgue, podéis utilizar un hilo y pegarlo por la parte de atrás al corazón.

 

 

Continuamos cortando la cartulina a lo largo. En mi caso, yo le he dado una anchura de unos 3 cm, pero podéis darle la anchura que queráis.

 

Pegamos nuestros trozos de cartulina en el borde de nuestro corazón y, a continuación, con mucho cuidado pegamos nuestro segundo corazón... ¡Y ya tenemos un corazón con volumen!

 

 

 

Ahora seguiremos con la decoración. Cogeremos el papel de seda y lo doblamos como si fuera un abanico y cortamos círculos.

 

De esta forma nos ahorraremos el hacer circulo por circulo. Cuando ya tenemos todos nuestros círculos (aproximadamente unos 5 papeles de seda), cogemos dos círculos, los ponemos uno encima de otro, lo doblamos por la mitad y les damos la forma de flor. Tranquilos, es más sencillo de lo que parece.

 

 

Ahora cogemos todas nuestras flores y las pegamos en el corazón con la pistola de pegamento, sin dejar ni un solo hueco sin flor.

 

 

El corazón se puede quedar perfectamente en blanco, pero si queréis darle un toque más “San Valentín”, sólo tenemos que coger el spray rojo y hacer un degradado, dándole mas color en la parte de abajo. Y con el dorado le damos unos toques glitter (purpurina).

 

Y ya tenemos listo nuestro corazón.

Este tipo de tecnica podemos utilizarla para  otro tipo de decoración como por ejemplo una lampara, nosotros  en nuestro salón tenemos hecha una utilizando las bases  redondas tipicas de ikea.

Espero que os haya gustado y si quereís mas post como este no dudeís en poner un comentario.

Hasta el proximo post.

Lilian